Válvula de fluidificación

En las estaciones de elevación donde se recogen las aguas residuales de los sistemas de desagüe, a menudo se forman sedimentos. Con el tiempo, las sustancias sólidas tienden a compactarse, lo que reduce el volumen útil de los depósitos y, muchas veces, provoca la obstrucción de la bomba.
Para eliminarlos se requiere una intervención específica que prevé una larga y costosa parada de la instalación.

La válvula de fluidificación FLX es un accesorio que, cada vez que arranca la electrobomba, produce automáticamente un chorro orientable capaz de desplazar el material sólido en el sumidero, lo que evita que los sedimentos se depositen en el fondo.

Modelos

Zenit FLX flushing valve

FLX

VÁLVULA de FLUIDIFICACIÓN

Válvula de fluidificación FLX, hecha de hierro fundido, se puede instalar directamente en la caja espiral de la bomba mediante una junta roscada. Este tipo de válvula [FLX] aplica el principio Venturi y no requiere alimentación eléctrica.

Accionando un regulador, es posible programar la duración del tiempo de cierre de la válvula entre 10 y 400 segundos, basándose en las dimensiones del sumidero, de la potencia de la bomba o de la cantidad de sedimentos que se deben desplazar.
  • Cuerpo de hierro fundido
  • Bolas de goma antidesgaste y silenciosas
  • Conexión al sistema mediante brida en forma de rombo, compatible con los modelos de la competencia, o con conexión roscada GAS 1½"
  • Ajuste del tiempo de cierre entre 10 y 400 segundos
  • Chorro orientable

Sucede lo siguiente

Como se ha formado un sedimento sólido en el depósito (a la izquierda), es necesario emplear la válvula de fluidificación FLX para crear una turbulencia en el interior del depósito y favorecer el mantenimiento en suspensión de los cuerpos sólidos (a la derecha).

 

Funcionamiento

El corazón de la válvula de fluidificación FLX de Zenit está representado por un innovador sistema patentado, formado por dos bolas de goma unidas mediante un tabique flexible.
Al arrancar la bomba, la válvula está abierta y el líquido presente en el sumidero es aspirado por la bomba y puesto en circulación en el interior del sumidero mismo, a fin de poner en suspensión los sedimentos sólidos presentes (fase 1).
Después de un plazo de tiempo establecido por el usuario mediante un regulador, la depresión creada en el cuerpo de la válvula atrae una membrana de goma que empuja las dos bolas hacia abajo, a fin de cerrar el flujo (fase 2) y permitir la conducción de las aguas hacia la salida antes de que el material sólido se deposite nuevamente en el fondo.
Al detenerse la bomba, la depresión que se crea en el interior de la válvula favorece el retorno de la membrana (fase 3) y de las bolas (fase 4), que abren la válvula y de este modo la preparan para el ciclo sucesivo.

Descargas

Industrial y civil
Catálogo

Industrial y civil

Industrial y civil
Catálogo

Industrial y civil

Panorámica de Productos
Catálogo

Panorámica de Productos

También puede interesarte